«

»

ago 24 2010

El lado bueno del crecimiento económico chino

Stefan Nikolaev | AsiaEconomía | 24 de agosto de 2010

El lado bueno del crecimiento económico chino

 

Es el país que más coches produce del mundo, el que más usuarios de telefonía móvil tiene y el mayor consumidor de energía eólica. China parece una maquina económica bien engrasada dispuesta a crecer por encima de todos. Ya ha pasado a Alemania como el mayor exportador del mundo y se ha convertido en la segunda economía mundial al sobrepasar a Japón en Producto Interior Bruto. Hace cinco años el PIB chino era la mitad del japonés.

“Milagro chino“, “Un nuevo sol naciente“, “Hito Histórico“. Estos son solo algunos de los titulares más utilizados por la prensa mundial para calificar el crecimiento chino. No faltan voces precavidas, pero la mayoría de la prensa se centra en la pregunta ¿Cuando China sobrepasará a Estados Unidos?. Tan bien se habla de los chinos que en torno al 40% de la población norteamericana cree ahora que eso ya ha sucedido, aunque los ‘expertos’ afirman que no ocurrirá hasta 2030.

LA REALIDAD

Los medios se centran en lo que vende: a ver quién la tiene más grande. Sin embargo, la realidad china no es la de una potencia mundial sino de un país en vías de desarrollo. Su espectacular crecimiento económico es el que se suele dar en países que sufren una intensa revolución industrial y en el caso chino es más intenso debido a su enorme tamaño.

Aunque el PIB de China es de 1,04 billones de dólares y el de Japón de 1 billón, la renta per cápita en China no pasa de 6.500 dólares anuales, mientras la japonesa está en más de 32.000 dólares, según datos del FMI publicados en World Economic Outlook Databases.

China tiene un enorme potencial, pero todavía es solo eso. Su población pronto comenzará a envejecer. Los trabajadores se comienzan a organizar y pedir mejoras salariales. El gigante asiático pronto perderá la mano de obra barata como su principal ventaja competitiva. De allí que intente apostar fuerte por la educación.

Su desarrollo económico es enorme, pero para ser una potencia mundial hace falta algo más. Empresas multinacionales competitivas, autosuficiencia defensiva y capacidad de influencia diplomática son sólo algunas de las condiciones que China todavía no cumple para medirse con Estados Unidos.

¿QUÉ GANAMOS SI CHINA SIGUE CRECIENDO?

En Europa y Estados Unidos parece que el crecimiento económico chino nos preocupa. Parece que los asiáticos nos sobrepasarán y nuestros países se irán a la ruina. Esa sensación es infundada. Es más, cuanto mayor sea la economía china mejor nos irá a todos.

El comercio internacional crecerá, un mercado enorme de consumidores se abrirá, la calidad de vida de millones de personas mejorará, el mundo será un lugar un poco mejor para vivir. China puede ser la clave para que Asia entera tome el camino para salir del subdesarroll0.

Evidentemente no a todos les gusta que en el mundo haya una nueva potencia que tenga los medios para defender sus intereses, pero si en unas décades vemos una China fuerte eso quizá signifique que el mundo se ha convertido en algo mejor de lo que fue hace 100 años.

Las predicciones son fáciles de decir, pero difíciles de cumplir. China tiene que enfrentarse a muchos desafíos: políticos, militares, población multiétnica, un interior subdesarrollado, necesidades energéticas, contaminación, etc.

Al final, que Japón pase a ser tercera economía mundial da exactamente igual. Lo que importa más es que los japoneses disfrutan de una sociedad moderna con una de las mejores calidades de vida y siguen teniendo algunas de las empresas más innovadoras del mundo. Pasarán muchas décadas hasta que podamos decir algo parecido sobre China.

Deja un comentario