«

»

nov 22 2009

La Unión Europea, ese gran coloso, viejo y dormido

Stefan Nikolaev | Europa | 22 de noviembre de 2009

La Unión Europea, ese gran coloso, viejo y dormido

 

Había esperanzas de despertar. La reforma de la unión con el Tratado de Lisboa se había desbloqueado con el referéndum de Irlanda. La República Checa se resistió, pero lo firmó. Todo pintaba de color rosa, pero quedaba una cosa. La elección de los dos líderes que, por fin, iban a representar ¡de verdad! a la UE en el exterior: un presidente estable y un superministro de exteriores.

Sin embargo, el final feliz no fue posible. El ego de Francia y Alemania pesó demasiado. Se eligieron para los dos puestos más importantes de Europa a dos completos desconocidos. Herman Van Rompuy, como primer presidente, y Catherine Ashton, como superministra de Exteriores. Así titulaba la prensa sobre la decisión:

  • Perfil bajo para Europa – ABC
  • Dos pilotos para Europa sin carisma ni pujanza – El Mundo
  • Dos desconocidos dirigirán la nueva UE – El País
  • Europa da un gran paso pequeño – La Vanguardia
  • Name a famous Belgian – The Economist
  • Europe fails to punch its weight – Financial Times
  • Herman who? The world greets new EU President – The Independent

Gideon Rachman, del Financial Times, va más allá al reflexionar sobre los nuevos puestos de la unión en Send veto, guns and money: the EU “presidency”. En este artículo afirma que para influir en las grandes cuestiones de política internacional se requieren tres cosas:

  • Posibilidad de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU
  • Tropas militares que puedas enviar a una batalla (a shooting war, not peacekeeping)
  • Ayuda militar externa suficientemente grande como para usarla con fines políticos

Estados Unidos y China tienen las tres. Rusia, Reino Unido y Francia tienen una o dos. La Unión Europea no tiene ninguna.

Deja un comentario