«

»

dic 08 2011

SPD, EL RIVAL DE ANGELA MERKEL

ARTÍCULO DE LUIS CALDERON PUBLICADO EL  EN EUROPA

Al igual que otros partidos socialistas el SPD hunde sus raíces en el movimiento obrero, siendo la organización más antigua de todo el sistema de partidos alemán. El centro de la dirección política del SPD es la presidencia y por debajo el Vorstand o Comité ejecutivo. En este, se produjo un encendido debate tras la estrepitosa derrota de 2009 frente al CDU de Angela Merkel.

Alemania es el país referencia de la zona euro, al que hoy todos observan y en el que están puestas todas las esperanzas de supervivencia de la moneda común. No se nos puede escapar por tanto, que un cambio político dentro de Alemania puede significar un cambio de políticas dentro de la UE.

Renacer de las cenizas

Gerhard Schröder dejó el socialismo alemán en coma tras reformar el modelo político y social del país. En el año 2004 las condiciones de vida de muchos alemanes se vieron endurecidas por las políticas puestas en marcha por el SPD. La situación guarda un paralelismo con el giro de las políticas de Zapatero en 2009/10. La diferencia entre ambos es que en 2004 Alemania no se encontraba en una crisis devastadora. El SPD dañado y abandonado por parte de su electorado cosecho el peor resultado de su historia en las elecciones de 2009 obteniendo sólo el 23% de los votos.

El SPD debía renovar su estructura, adaptarse a los nuevos tiempos abriéndose a las bases

Tras tocar fondo, la socialdemocracia alemana se propuso renacer de sus cenizas y recuperar el poder en 2013. En septiembre de 2010 el actual Presidente del SPD, Sigmar Gabriel, declaró que el partido debía volver a su esencia. Dirigirse a los trabajadores y a las familias, pero sin olvidar a los profesionales independientes ni a los intelectuales. Sectores sociales donde el SPD compite con otras fuerzas políticas como Los Verdes o La Izquierda. El SPD debía renovar su estructura, adaptarse a los nuevos tiempos abriéndose a las bases y dejando el tono paternalista a un lado. Sólo el tiempo tiene la respuesta sobre si esta refundación se está llevando a cabo de la manera correcta. De momento, en España los socialistas deben estar atentos a los posibles resultados de dicha refundación. En las próximas elecciones en Alemania se advierte un posible vuelco electoral si Angela Merkel no logra impedirlo. Podemos preguntarnos si este escenario de cambio político en Alemania se debe a la crisis que sacude con especial virulencia la UE, a la teórica refundación del SPD o al espectacular ascenso de Los Verdes, que rozan el 20% de votos en las últimas encuestas publicadas. Probablemente se trate de una suma de todos estos factores unido al descontento de muchos alemanes con la gestión del CDU. En materia económica el SPD ha regresado a posiciones más intervencionistas. En el congreso extraordinario del año pasado, el SPD apostó por la subida de impuestos a las rentas más altas y por potenciar el papel del Estado en la economía.

“El SPD no quiere una economía dirigida por el Estado, pero tampoco un capitalismo salvaje”  Sigmar Gabriel

El lavado de cara al partido está en marcha y las expectativas de los electores socialistas son elevadas. Pero también lo será la presión desde diversas posiciones sobre un hipotético SPD en el Gobierno. Por un lado, los mercados intentarán evitar la imposición de políticas intervencionistas. Por otro, los electores socialistas exigirán que el nuevo Gobierno impulse medidas para ejercer más control sobre el sistema financiero. Y por último, la presión de los socios de Gobierno. Para que los socialistas gobiernen en Alemania necesitarán el apoyo de Los Verdes, estos no dejarán escapar la oportunidad de presionar en favor de sus intereses. ¿Veremos más trenes que transporten residuos nucleares por Alemania?. ¿Cómo puede afectar esto a Europa? Si los socialistas franceses consiguen superar a Nikolas Sarkozy en las elecciones de 2012, podrían sumarse al SPD en la difícil tarea de reconstruir la socialdemocracia europea. Teóricamente, con ambos partidos socialistas en el poder y con la obligación de girar a la izquierda en sus programas, las políticas de la UE deben por fuerza modificarse. Es muy probable que apuesten por políticas menos enfocadas hacia la austeridad que las actuales. El pasado día 3 el jefe del grupo parlamentario socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier propuso una coalición para Europa. Estas son algunas de las ideas que incluía : -La creación de un Fondo Monetario europeo que sea capaz de saldar de forma conjunta las deudas que superen el 60% del PIB de cada socio. -Política Industrial común. -Fortalecimiento de la disciplina fiscal en los países miembros, Angela Merkel también pretende este objetivo. -Jerarquización de las tareas que realmente debe asumir la UE. -Regulación de los mercados financieros. (Esta por ver como plantean realizar esto los socialistas). -Introducción de un impuesto europeo a las transacciones financieras. Los socialistas alemanes aún no han decidido quién será el rival de Angela Merkel en las elecciones de 2013. Por ahora son tres los posibles candidatos, Sigmar Gabriel (actual Presidente del SPD), Frank-Walter Steinmeier (jefe del grupo parlamentario) y Peer Steinbrück (ex ministro de Hacienda). Para cualquiera de los tres el escenario parece propicio, pero el SPD no puede menospreciar la capacidad de Angela Merkel para adaptarse a los cambios. Consciente de su posición, la canciller alemana ha aumentado el ritmo de las decisiones a tomar para hacer frente a la crisis de deuda. El futuro de Alemania y de la UE, dependen de los aciertos o errores de Angela Merkel en los próximos meses. @madcalderon

Deja un comentario